• +34 91 849 28 05
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
UsbC-Thunderbolt3

USB-C y Thunderbolt 3

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

USB-C y Thunderbolt 3: todo lo que debes saber de la última generación

USB-C y thunderbolt 3. Desde el año de su lanzamiento el estándar USB (Universal Serial BUS), no ha acompañado es sus diferentes versiones desde su primera versión candidata en 1996 hasta el USC C en nuestros días, y es así como  casi todos en tenemos en nuestras casas algún dispositivo que usa esta tecnología, incluso para cargar nuestros móviles

Como resultado de los avances tecnológicos, el año pasado fue presando por  Intel el  Thunderbolt 3, como sustituto del USB tradicional y que usaría el mismo tipo de puerto que el USB-C. Esto que no quiere decir, que cualquier dispositivo que funcione en Thunderbolt 3, también lo hará en el USB. Este hecho conlleva algo importante, y es que Apple tendrá  el mismo estándar en sus ordenadores que él resto de compañías.

Hagamos un breve repaso...

Thunderbolt

Las versiones anteriores de Thunderbolt 3, Thunderbolt 2 y Thunderbolt, se basaban en el puerto Mini DisplayPort y ofrecían unas velocidades de transferencia máximas de 20Gbps y 10 Gbps, respectivamente. En su nueva versión Intel ha decidido abandonar el puerto Mini Display Port y basarse en el puerto USB-C, este puerto ofrece unas velocidades impresionantes sin necesidad de alimentación: en las distancias cortas 40Gbps y en las largas 20 Gbps, si queremos obtener los 40Gbps en larga distancia necesitaremos alimentar el dispositivo.

Una de las principales funcionalidades de este puerto es la compatibilidad con todos los dispositivos que operen bajo el estándar USB-C.
Image

USB

Como hemos comentado, en vez de dos versiones, como en el caso de Thunderbolt, con el USB tenemos una gran cantidad de versiones y dos tipos diferentes. Siendo el USB-A el que conocemos como USB en nuestro día a día, este tipo de USB es el típico conector rectangular que encontramos en ordenadores y Pen Drives (comúnmente llamados USBs).

Por otra parte tenemos el USB tipo B, cuyo diseño y forma varía según los dispositivos. De todos sus nombres y tamaños, podemos destacar:
Image
 
  • USB-B, utilizado principalmente para conectar impresoras o scanners a nuestros ordenadores.
  • Mini-USB, utilizado en antiguos dispositivos portátiles, como las cámaras compactas.
  • Micro-USB, Un puerto verdaderamente pequeño y uno de los más populares. Lo encontramos en todos nuestros smartphones -excepto algunos de 2017-, baterías externas, cámaras y cualquier dispositivo que requiera de una batería.
  • Micro-USB 3.0, usado principalmente para los discos duros externos ya que obtiene mejores velocidades de transferencia.
  • Conector de 30 pines, utilizado por los antiguos iPhone y iPad, puerto USB propietario diseñado por Apple.
  • Conector Lightning, diseñado también por Apple reduce enormemente el tamaño del conector y es reversible. Gracias a él, conseguimos que desarrollasen el USB-C.
Image

USB-C

El tamaño de este puerto es muy similar al de los micro-USB, siendo lo suficientemente pequeño para ser utilizado en cualquier periférico. Con este nuevo estándar los dos lados del cable son iguales, permitiendo la conexión reversible. Ademas, el propio conector es reversible por lo que proporciona doble versatilidad.
Las velocidades y voltaje al que trabaja permite usar este dispositivo en cualquier escenario: actualmente los MacBook Pro utilizan este puerto para recargar su batería, algunos discos duros externos para la transferencia de archivos… Este puerto acepta la alimentación bidireccional, pudiendo un periférico cargar el dispositivo al que está conectado. Consiguiendo que las baterías externas dejen de tener un puerto para cada fin.

No cabe duda de que este nuevo estándar conseguirá que digamos adiós a una gran cantidad de cables en nuestros cajones. Además permite la conexión de varios periféricos en un sólo puerto sin necesidad de grandes adaptadores o alimentación -según lo que conectes.

La gran pega, aunque sólo es cuestión de tiempo

Este nuevo estándar supone un antes y un después en las conexiones USB, y aunque permite la compatibilidad con los diferentes tipos de USB, necesitarás un adaptador para poder utilizarlos. Esto jamás había pasado desde la versión 1.1 hasta la 3.0. Pero si se quiere avanzar hay que romper.

No obstante, una vez que se normalice el uso de USB-C, dejaremos de necesitar adaptadores y disfrutaremos teniendo sólo un cable para todo. Menos puertos en nuestros ordenadores, menor tamaño: el USB-C permite transmitir imágenes, sonido, datos, electricidad… Todo lo que necesitamos, por lo que una vez la adopción sea completa no podremos creernos lo difícil que lo hemos hecho todo estos años.

La posibilidades se ven aumentadas al saber que podemos conectar cualquier tipo de periférico en nuestro smartphone con conexión USB-C. Sí, puedes conectar un teclado -si quieres- a tu nuevo Samsung Galaxy S8.

Apple se ha vuelto compatible

Lo que no haya conseguido el USB-C… gracias a este nuevo estándar los usuarios de Mac han dejado de depender de sus propias conexiones, sus propios adaptadores… Apple se ha vuelto más versátil, ¡quién nos lo iba a decir! Sólo queda que los nuevos iPhone incorporen este estándar. Así que, podrán usar Thunderbolt 3 en USB-C.