• +34 91 849 28 05
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Usabilidad para la conversión: Fuera tendencias, usa los datos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Prueba de Usabilidad para la Conversión: Deja de Seguir las Tendencias. Comienza a Usar los Datos

Cuando se trata de diseñar un producto, los diseñadores buscan la mejor solución para garantizar que un producto satisfaga las necesidades de el usuario, así como las necesidades del negocio. Realizar una conversión es un objetivo comercial importante al convencer a un cliente potencial para que compre un producto o use tu servicio. Pero, ¿qué papel juega el buen diseño de la experiencia del usuario, incluidas las pruebas de usabilidad, para garantizar la mayor tasa de optimización de conversión posible (es decir, de las ventas)?

Hay muchos artículos que afirman tener la clave definitiva para la conversión. Siempre hay nuevas tendencias o modas que prometen que, cambiando un botón a un color en particular, usando esta imagen o ícono específico, o empleando ese cierto diseño, las tasas de conversión de un producto se dispararán.

Sin embargo, no hay un tamaño único que sirva para todos como “bala mágica” para la optimización de la conversión. Las necesidades y los comportamientos de cada usuario demográfico son diferentes. Es esencial utilizar los datos de la audiencia específica para crear diseños que se conviertan.

Si bien las mejores prácticas de UX establecidas mediante patrones de comportamiento comunes son un buen punto de partida, las soluciones rápidas no revelan nada sobre la medición de la experiencia del usuario de un producto. Si hay un solo consejo que los diseñadores deben escuchar, es para centrarse en prueba de usabilidad para recopilar datos procesables.

Lo mejor es no seguir tendencias como “colores de mejor conversión” tratando de lograr una mejor optimización de conversión.

Imagina que tu cliente acaba de lanzar un nuevo sitio web o producto, pero los datos iniciales muestran conversión problemas. Para ilustrar un ejemplo, la tasa de conversión del sitio parece ser del 0.3%, es decir, solo 3 de cada 1000 leads se convierten en clientes. Presumiblemente, una tasa tan dramáticamente baja es no lo que el cliente está buscando.

Una búsqueda rápida en Google sobre las formas de convertir a más usuarios probablemente dará como resultado una lista de resultados que hacen confidenciales reclamos “mágicos”. “El rojo se convierte mejor que el verde” “Naranja supera a cualquier color!” “¡Agrega fotos de gatos! ¡A todos les gustan los gatitos!” “¡Las imágenes de personas se convierten mejor!” “¡Las imágenes de los productos se convierten mejor!”“Cada uno afirma haber capturado el secreto de la conversión de sitios web de una vez por todas.”

Si bien cada uno de estos enfoques puede haber tenido éxito en uno o más escenarios, la probabilidad de que estos ajustes de diseño de corrección rápida sean adecuados para cada sitio o producto es escasa. No hay datos detrás de las afirmaciones de que hacer que el botón naranja sobre cada sitio ayudará a que cada uno de ellos se convierta mejor. Sin embargo hay datos para respaldar que lo que a los usuarios realmente les importa es que el sitio web les facilita encontrar lo que quieren; en otras palabras, tiene que ser utilizable.

La optimización de conversión no se reduce a usar colores modernos en los botones de CTA. En última instancia, el sitio debe ser “utilizable”, lo que significa satisfacer las necesidades específicas del usuario de manera efectiva y con una fricción mínima. Aprovechar el análisis de usabilidad para comprender mejor a los usuarios y mejorar la experiencia del cliente tendrá un impacto mayor y más duradero en la conversión que cualquiera que sea el color del botón CTA más popular es este mes.

Image

Optimización de conversiones a través de la usabilidad

Hay un par de preguntas importantes para responder antes de comenzar el proceso de optimización de la conversión:

  • Entender a la audiencia – ¿Cuál es la audiencia objetivo? Reúne datos demográficos y pregunta si el sitio web está hecho a la medida de ellos.
  • Definir objetivos cuantificables – ¿El sitio está destinado a capturar más correos electrónicos, hacer que la gente se registre para un servicio o hacer que compre un producto? Céntrate en el objetivo principal y define las métricas de éxito para probar.
  • Analizar puntajes de usabilidad – ¿Cómo se puedes usar el sitio web o el producto? Mira las herramientas de prueba UX y las métricas de usabilidad para encontrar oportunidades de mejora.
  • Optimizar contenido – ¿El contenido del sitio es fácil de leer? Considere si el contenido está orientado a la personalidad y al nivel educativo del público objetivo y si comunica claramente un mensaje/objetivo.
  • Buscar un fallout – ¿Hay puntos de entrega obvios? Observa la tasa de rebote, el tiempo en la página y el rendimiento por página o área del sitio.

Responder a estas preguntas es fundamental para mejorar la experiencia del cliente y, por lo tanto, aumentar las conversiones. Una vez que se responden estas preguntas, los diseñadores pueden comenzar a definir los objetivos de usabilidad y optimizar la conversión del sitio web.

Image

Comprender la audiencia objetivo

Formula una definición precisa de quién es el objetivo. Si el producto está destinado a personas de entre 18 y 24 años, las métricas de contenido, diseño y usabilidad correspondientes deben reflejar eso. Una forma común de comenzar a entender al público objetivo es creando personas.

Las personas son modelos de personas ficticias o reales que describen a los miembros del público objetivo, detallando su edad, información demográfica, ocupación, tecnología, y lo que buscan lograr. Los investigadores de UX sintetizan este tipo de investigación ux para ayudar a los diseñadores a establecer la empatía y a guiar las decisiones de diseño para su Público objetivo. Las personas se pueden formar a partir de los datos recopilados a través de entrevistas a los usuarios, grupos focales y otras herramientas de prueba de usabilidad.

Image
Las personas son usuarios representativos de su producto que ayudan a mejorar la experiencia del cliente (por Miklos Philips).

Las plataformas de datos como Google Analytics también son excelentes lugares para buscar información en profundidad sobre sus usuarios, como dónde se encuentran, qué dispositivos que están usando y qué contenido despierta su interés. Además, los rastreadores de mapas de calor como Crazy Egg ayudarán a explicar lo que los usuarios están mirando y haciendo cuando visitan el sitio. Incluya estas ideas al crear un perfil de quiénes son los usuarios y en qué están interesados.

Considera si el sitio o producto existente se alinea con las cualidades definidas en los personajes. Analizar las conexiones, así como los inconvenientes que existen entre la solución y los personajes, ayudará a comprender con mayor claridad y, por lo tanto, a las necesidades específicas del usuario.