• +34 91 849 28 05
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Blog de Avance Tecnologico

~ Noticias y Artículos del mundo digital y empresarial ~

Calibración de tu monitor

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Últimamente pasamos mucho tiempo delante del ordenador al día y podemos hacer que nos canse menos la vista y podamos verlo mucho mejor.
Calibrar el monitor sirve para varias cosas: primero lograr una repoducción lo más cercana posible al color, ajustar el brillo, contraste y el valor gamma. Todos éstos parámetros hacen una visualización óptima. Siempre se ha creído que el calibrado del monitor es una cosa que sólo hacen los profesionales del diseño dado que necesitan ver las diferencias tonales imperceptibles para otros, pero los usuarios también se puden beneficiar de ello, dado que la pantalla se hará más agradable a la vista y nos cansaremos menos.
El ajuste y calibración es algo que tendremos que hacer de manera de mantenimiento dado que con el uso algunos monitores se desajustan de su estado óptimo.

Bien ahora vamos a calibrar nuestro monitor.


Has de hacerte con el material óptimo y necesario para ello. Podemos utilizar la configuración del propio sistema, aplicaciones externas o un colorímetro profesional. En cada caso necesitarás de manual, descarga de aplicacion y aparato respectivamente.
Deja el monitor encendido unos minutos para que vaya cogiendo la temperatura óptima y evitaremos calibrarlo en ambientes con excesiva luz o con luces que incidan directamente en la pantalla, no puede llegar a confundir.
Deja el monitor en su resolución por defecto y ajústalo a una profundidad de color de 32 Bit. Varias personas expertan también recomiendan hacer el calibrado a un ajuste de 6500k de temperatura de color.

Método 1: Calibración Manual

No es la manera más precisa. Todos los monitores tienen su propio sistema de calibración pero los menús no son lo más cómodo. Sigue el manual y ayúdate de algún servicio web de calibración, ojo no lo hacen por nosotros, sólo nos dan una guía. También podemos calibrar el monitor mediante el SO.

Método 2: Software Externo

Es el sistema más sencillo y más completo. Tampoco es excesivamente preciso pero es suficiente para la mayoría de los usuarios, os indicamos algunas herrameintas que podéis usar tan sólo siguiendo las instrucciones:
  • Calibrize: Sencillo y gratuito. Corrección en tres sencillos pasos.
  • Quickgamma: Una de las más extendidas. Funciona casi igual que el del proio SO. Lo malo es que sólo está disponible para Windows.
  • F.lux: No es como las anteriores. Lo que hace es calibrar el brillo y los parámetros del color dependiendo de la hora del día, va compensando la luz para que no nos quedemos ciegos por la noche o en situaciones con poca iluminación exterior.

Método 3: vía Hardware

Los métodos anteriores se basan en tus ojos y es muy probable que no ajustemos a la perfección.
Éste sistema es el más utilizado por los profesionales que se dedican al diseño gráfico dada la importancia de los colores. Es una cuestión de fidelidad a lo diseñado cuando se plasma en una web o en una impresión. Es muy importante conocer que muchos fabricantes de pantallas ajustan los monitores para que los colores se vena espectaculares pero en su gran mayoría son irreales.
Por tanto lo mejor es un calibrador. Es un dispotivo como un ratón que conectamos mediante USB y ajusta a la perfección la pantalla para que no nos dejemos la vista. Lo malo es que éstos aparatos no son baratos, desde 80€ a 200€, son muy sencillos de usar pero está casi reservada a los profesionales del color.